¿La vuelta de la heroína?

Los datos de Reino Unido y EEUU nos llevan a tiempos pasados; a esos años 80 donde la heroína hizo estragos y su impacto afectaba a miles de familias. ¿Estamos ante una situación similar?
Equipo Rehably
26 January 2017
La vuelta de la heroína

La heroína y sus derivados crecen sin parar en estos países y el incremento de su consumo conlleva el triste crecimiento de las estadísticas de fallecidos. En EEUU la cifra alcanzó los 13.000 fallecidos multiplicando por 7 la cifra del año 2.000 y con un crecimiento cercano al 30% sobre el año anterior acorde con el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas. Con éste dato, la heroína es la segunda causa de muerte no natural en EEUU después de los accidentes de tráfico.

 

 

Y Reino unido lleva una trayectoria similar. Durante 2014 y acorde a la oficina nacional de estadística británica, el número de fallecidos por opiáceos se aproxima a los 1.800. Tal vez la desaparición del National Treatment Agency for Substance Misuse que ha sido absorbido en 2013  por el servicio público de salud pueda ser una razón. Pero creemos que no suficiente.

 

 

La heroína ha crecido un 74% a nivel mundial acorde al informe publicado en The Lancet  y ya en 2013 el Wall Street Journal adelantaba éste temido retorno, especialmente en las pequeñas ciudades estadounidenses.

 
Parece que existen una mezcla de razones que llevan a éste crecimiento.
 

Primero, el incremento de la pureza. La heroína actual ha mejorado un 81% su pureza entre el año 1900 y 2007; y estos últimos años dicha tendencia parece haberse incrementado debido a la mejora de la producción en Afghanistan que sufrió problemas con sus cosechas en los primeros años de la actual década.

Segundo , una radical reducción de su precio. En los últimos años el precio por gramo en la Unión Europea no ha hecho más que caer. De un máximo de 181 €/gramo en el 2012 hasta los 119 € de 2014. Y esa tendencia ha seguido durante 2015 y 2016 dado que la producción mundial ha seguido en aumento alcanzando sus mejores años acorde a los datos de la ONU en su informe mundial sobre drogas.

 

 

Tercero, el aumento de edad de los consumidores. Acorde a la oficina británica de estadística, son el segmento de mayores de 40 años quienes están falleciendo con poca prevalencia en los jóvenes y una sorpresa en aquellos mayores de 70 años. Los adictos de los años 80 parecen ser las principales víctimas.

Cuarto, la aparición de un nuevo perfil de consumidor con los emigrantes de países del este. Rusia y Ucrania se posicionan como segundo y tercer país por prevalencia de consumo -tan sólo detrás de Afghanistan-; y sus emigrantes pueden traer dicho hábito desde su país de origen además de cierta familiaridad y normalidad sobre su consumo.

Y quinto, una creciente disminución de su percepción de riesgo. El ser humano no tiene memoria si no le ocurre de forma directa. Parte de los nuevos consumidores han perdido el respeto y miedo hacia la heroína basado en la epidemia de los años 80 donde el alto impacto que tuvo en la sociedad y su relación con el VIH la relegó a cierto olvido.

España parece haberse mantenido, hasta el momento, al margen de esta tendencia, pero las autoridades deberían trabajar ya considerando este contexto y las experiencias que sufren nuestros países vecinos. 

Desgraciadamente, puede que la heroína esté de vuelta.

Hay 0 comentarios

Publica tu comentario

Aparecerá como autor
Será donde recibas las respuestas.
Tu email no será nunca publicado

Normas de participación

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de esta temática serán descartados, asá como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes. Al publicar aceptas nuestras condiciones legales.

También te puede interesar

Adulterantes o "corte" en las sustancias estupefacientes.

Cuando se consume una droga, la persona que lo hace no solo introduce en su cuerpo la sustancia psicoactiva en sí, sino también una serie de sustancias conocidas con el nombre de adulterantes. ¿Qué son los adulterantes? Son componentes utilizados por los distribuidores de drogas ilegales con el fin de obtener más producto (y por tanto más beneficio), potenciar los efectos de la droga o evitar /disminuir sus efectos indeseables.