• contactanos@rehably.es

Evaluación y pronóstico de la ludopatía

Necesito ayuda AHORA
...

Evaluación

Aparte de los criterios diagnósticos del DSM-V y de las entrevistas clínicas para su diagnóstico (ej., SCID, CIDI, SCAN), se han utilizado varios instrumentos (tests, cuestionarios, etc.) para evaluar el juego patológico.

  • Cuestionario SOGS (South Oaks Gambling Screen; Lesieur y Blume, 1993). Es el instrumento que hasta ahora más se ha utilizado para la evaluación del juego patológico. Se valoran 20 ítems con un punto de corte de 5 o más para probable jugador patológico. Existe adaptación española del mismo (Echeburúa, Báez, Fernández y Páez, 1994) y versión corta de 4 ítems (Fernández-Montalvo, Echeburúa y Páez, 1995). El problema es que se basa en los criterios de la tercera edición del DSM, y en la actualidad se tiende a una mayor cautela a la hora de establecer el diagnóstico.
  • Cuestionario NODS (NORC DSM-IV Screen for Gambling Problems; Gernstein et al., 1999). También existe versión castellana del mismo (Becoña, 2004), y en este caso se valoran 17 ítems que cubren los 10 criterios del DSM-IV para juego patológico. El punto de corte es de 5 o más criterios para el probable jugador patológico. Es al igual que el SOGS ampliamente usado. Existe una versión corta de solo 3 ítems.
  • The Diagnostic Interview for Gambling Severity (DIGS; Winters, Speaker y Stinch ed, 2002). En este caso se valoran tanto los problemas de juego como las consecuencias del mismo y el modo en que éste afecta a distintas áreas vitales, incluyendo si da lugar a dificultades financieras y problemas legales.
  • Junto a los anteriores cuestionarios existen otros instrumentos como las 20 Cuestiones de Jugadores Anónimos, para identificar jugadores problema; y otros. Además se han desarrollado instrumentos para evaluar los pensamientos sobre el juego patológico, creencias sobre el juego, variables dependientes del juego, etc.

Pronóstico

Los patrones de juego pueden ser regulares o episódicos, y pueden ser persistentes o estar en remisión pero nunca tendrá frente al juego la misma libertad que cualquier jugador social para echar unas manos y marcharse, gane o pierda. A lo más que se puede aspirar es a controlar la situación manteniéndose permanentemente alejado del juego.

Contactanos