Consecuencias del consumo de cocaína

La cocaína afecta a todos los ámbitos de la vida del paciente con efectos devastadores para familia y entorno por el tipo de síntomas que refleja.

Atef Souied Espada Médico especialista en Adicciones. Nº colegiado: 282867667
Consecuencias del consumo de cocaína

Psicológicas y psiquiátricas

 

  • Ansiedad: Puede aparecer indistintamente durante el consumo o durante la abstinencia; se manifiesta de diversas formas como por ejemplo angustia, fobias, etc.
  • Psicosis: Consiste en alucinaciones y delirios; es importante diferenciarlas de las propias que aparecen en un estado de intoxicación aguda.
  • Delirium: Entidad constituida por un bajo nivel conciencia en la que la persona no es capaz de prestar atención y se muestra desorientada. Su intensidad fluctúa y es de duración limitada.
  • Alteraciones del estado de ánimo: Sus características varían en la intoxicación y en el síndrome de abstinencia; en primer caso puede haber euforia excesiva e incluso comportamientos maniacos mientras que en el segundo suele haber tendencia a la depresión. Así mismo se han descrito cuadros mixtos a caballo entre ambos extremos.
  • Trastornos sexuales: En estado de intoxicación puede haber una alteración en la libido, la capacidad para excitarse y la capacidad para llegar al orgasmo. En consumidores crónicos, como ya hemos visto, también puede haber otras alteraciones más mantenidas en tiempo.
  • Trastornos mentales asociados al consumo de cocaína. El consumo de cocaína tiene una elevada prevalencia en aquellas personas que tienen un diagnóstico previo de enfermedad mental; de hecho, en algunos estudios realizados el 77% de los pacientes tenían un diagnóstico mental positivo. Entre estos trastornos mentales destacan:

 

Consecuencias familiares y sociales

 

A diferencia de otras drogas la repercusión del consumo de cocaína en el ámbito familiar es algo más tardía, quizá en parte por la falsa sensación de control inicial y la capacidad, también inicial, de mantener una vida aparentemente normalizada. En cualquier caso, las consecuencias suelen ser de abandono de responsabilidades económicas y afectivas; es decir se pierde el empleo, se descuida a la pareja e hijos y el adicto sólo se centra en conseguir fuentes de financiación para el consumo, ello determina que sus responsabilidades tengan que ser asumidas por los otros miembros del núcleo familiar. Como ocurre con otras drogas, el estar intoxicado o con síndrome de abstinencia, puede determinar episodios de violencia verbal y/o física.

El consumo de cocaína transmite la falsa sensación de control inicial y la capacidad, también inicial, de mantener una vida aparentemente normalizada.

Consecuencias económicas

 

La mella del consumo de cocaína en la economía de nuestro país es algo a tener en cuenta. Según estadísticas recogidas en los últimos años el desembolso de la administración para combatir el tráfico y consumo de cocaína en nuestro entorno es de aproximadamente 2.000 millones de euros anuales. En el ámbito sanitario, no solo existe un gasto destinado a tratar la adicción propiamente dicha sino también las consecuencias orgánicas y psiquiátricas que en algunos casos suponen la incapacidad permanente de la persona. Parte de estos gastos, también, están destinados a subsanar el absentismo laboral y las consecuencias de los accidentes de tráfico secundarios a un estado de intoxicación


Recuerda que:

  • El consumo de cocaína está relacionado directamente con el daño de diversos órganos, sobre todo los del aparato circulatorio, nervioso y respiratorio.
  • La cocaína es capaz de inducir trastornos psiquiátricos.
  • El tener una enfermedad mental previa es un factor de riesgo para desarrollar una adicción a la cocaína.
  • La adicción a la cocaína es un factor que daña seriamente la dinámica de la familia.

 

Continuar leyendo Tratamiento de la adicción a la cocaína

¿Necesitas ayuda?

Seleccionamos 3 centros profesionales para tí.

Estamos aquí para ayudarte

También te puede interesar